LA BODEGA CAP DE BARBARIA DE FORMENTERA, CONSIGUE EL MEJOR VINO DE LAS ISLAS BALEARES CON 96 PUNTOS PEÑÍN

Todo se inicia en una pequeña isla del Mediterráneo, Formentera, y como casi todos los sueños, la pasión, el enamoramiento y el amor son los conductores de esta también pequeña gran historia. La bodega de Cap de Barbaria se fundó en el año 2000 con la voluntad de elaborar un vino que expresase la personalidad que la isla de Formentera esconde tras sus espectaculares playas. Descubrieron una viña estresada por falta de agua, en un clima difícil y caluroso que requería de paciencia, perseverancia y no menos de talento. La superficie arenosa y las piedras calcáreas obligaban a reducir el contacto con el hollejo de la uva para mantener los aromas primarios.

Fruto del mimo y del cultivo – capitaneado por Xavier Figuerola, enólogo de la finca – de las varietales mediterráneas y atlánticas como el Caberenet Sauvignon y el Merlot junto con la Monastrell y la autóctona Fogoneu nació en el 2003 el Cap de Barbaria.

Al poco tiempo fue querido y amado por grandes críticos de vino como Robert Parker o José Peñín que le otorgaron puntuaciones de hasta 95 puntos y seleccionaron para participar en el selecto club de los 100 mejores vinos de España. Posteriormente fue premiado como el mejor vino de las Baleares.

Este año la bodega nos ha vuelto a sorprender con un nuevo vino que bate sus propios récords. Un vino único en su categoría que les ha llevado a registrar una nueva manera de elaborar vino fruto del arte de elaborar en otras partes del mundo y que ha sido premiado con 96 puntos por la Guía Peñín.

Xavier Figuerola nos relata un secreto de hace más de 10 años. “Teníamos uva blanca de Premsal en viñas viejas y otra vez el pequeño sueño era poder llegar con ellas a elaborar un “vino dulce” de excepcional calidad, siguiendo la tradición –en un primer momento– de los vinos típicamente mediterráneos como el Muscat de Rivesaltes o sobre todo el Passito de Pantelleria, por cierto, elaborado en otra pequeña isla”

“Recogida la uva Premsal Blanca la dejamos pasificar en un pequeño cobertizo bajo la sombra de una tela de gallinero. El proceso se demoró durante 8 semanas hasta alcanzar la conversión de uva a pasa.” ¿Qué sucedió? “Una mermelada pastosa y muy azucarada con reflejos dorados aparecieron en este primer pequeño milagro.”

El prensado, hecho con capachos típicos de la extracción del aceite de oliva en prensa manual acabó por definir la primera producción; apenas 200 cl por cada kilo de uva cosechada de esta pasta resultante. Viscosa y azucarada, ésta se pasó a tinas inoxidables para su fermentación y al ser tan elevada la concentración de azúcares, 450 gr/l, la fermentación fue intermitente y duró muchos meses. “Una vez retirados los fondos, iniciamos su envejecimiento en unas pequeñas barricas de roble francés de 60l, en crianza de soleras donde, en los años propicios para la calidad del vino, se extrae una porción y se le añade el nuevo vino donde permanecerá más de 10 años”. Tras numerosas pruebas de ensayo y error, se consiguió aunar diferentes modos de elaboración de vinos dulces. Un proceso de concentración de azúcares por pasificación como algún vino de Jerez o los vins de paille. Una fermentación de un mosto tan concentrado que recuerda los ice wine austríacos, o los Tokaji húngaros. Esta fase se prolonga en el tiempo con una crianza en soleras oxidativas, al estilo de los vinos rancios del Priorat.  Y llegamos al final de este pequeño sueño convertido ya en realidad: un vino dulce natural con un grado alcohólico próximo a los 16% vol. y mucho azúcar residual que ya no fermentará más, aportando untuosidad y terciopelo.

Este “Pansit de Formentera” de Cap de Barbaria tiene alma de diferentes añadas partiendo del 2005 que le dan solera y esencia a un vino que ha obtenido 96 puntos en la Guía Peñín y que se presenta al mercado en formato 375ml y 290€.

La fermentación imperfecta, el envejecimiento en sistemas de soleras y la crianza oxidativa nos ofrece un contraste cítrico de naranjas chinas y confituras de miel y naranjas.

“Pansit de Formentera” reforzará la bodega Cap de Barbaria cuyos vinos llevan 10 años seleccionados entre los 100 mejores vinos de España. Al mismo tiempo, contribuirá al crecimiento de la bodega y mejorará su oferta internacional. También se distingue por un packaging sostenible y artesanal que transmiten el espíritu de la isla siguiendo el criterio de la familia.

Un comentario en “LA BODEGA CAP DE BARBARIA DE FORMENTERA, CONSIGUE EL MEJOR VINO DE LAS ISLAS BALEARES CON 96 PUNTOS PEÑÍN

  1. Tuve la ocasión de probarlo en la guia peñín. El vino me sorprendió gratamente. Hacía tiempo que no amaba tanto un vino. Les felicito! Lastima del elevado precio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s