CASTILLO DE CANENA PRESENTA LA XV EDICIÓN LIMITADA DE SU EXCLUSIVA COLECCIÓN “PRIMER DÍA DE COSECHA”, DISEÑADA POR CARLOS SAINZ

  

Como compañía de referencia en la alta gastronomía por la elaboración de algunos de los mejores aceites extra vírgenes del mundo, Castillo de Canena lanza la edición limitada número XV de su icónico “Primer Día de Cosecha”. Un producto muy esperado durante todo el año, que fue pionero en su categoría y que destaca entre los aceites de alta gama por su cuidado proceso de producción, aroma, sabor y calidad.

“En Castillo de Canena llevamos produciendo desde 2003 zumos tempranos equilibrados y con un correcto balance. Para ello, es crítico el determinar con exactitud el momento exacto en el que se cosechan los distintos pagos que se han ido seleccionando a lo largo de los meses previos. Tan negativo es precipitarse como retardar la recolección. Con esta recolección temprana de las aceitunas, conseguimos unos aceites vírgenes extra más intensos, así como un aumento en la cantidad de compuestos fenólicos y en el porcentaje de ácido oleico que contienen”, ha explicado Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena.

Para conseguirlo, en Castillo de Canena se utiliza la agricultura de precisión que permite determinar el día más idóneo para dar inicio a la cosecha de cada varietal con exactitud. Además, de forma científica y utilizando la tecnología más moderna, se comprueba –en tiempo real- la situación fisiológica de los olivos y sus diferentes necesidades durante todos los estados fenológicos.

Como en cada edición, una personalidad vinculada a la cultura, el arte, el deporte o las ciencias- y amante del aceite de oliva- ha sido la encargada de diseñar la etiqueta de sus singulares botellas color cereza. A este proyecto único ya se han sumado, en anteriores ediciones, diferentes personalidades como Sara Navarro, Enrique Ponce, Joaquín Berao, Ainhoa Arteta, Manolo Valdés, Pau Gasol, Alejandro Sanz, Fernando Alonso, Roberto Verino, Raphael, Álex de la Iglesia, Sara Baras, Juan Eslava Galán y Juan Echanove.

En esta ocasión, el piloto Carlos Sainz ha creado la nueva etiqueta en la que ha querido plasmar cómo el trabajo duro y el sacrificio, conducen al éxito. “Siempre he creído en el espíritu de superación y en la importancia de la valentía. Sin duda alguna, el Primer Día de Cosecha es uno de ellos y supone un esfuerzo extraordinario”, ha afirmado el campeón del mundo de Rallyes.

Primer Día de Cosecha” es el excelente resultado de todo un año de esfuerzo del agricultor y un homenaje a la mística de los primeros zumos obtenidos de la cosecha con toda su magia y alegría. Produciendo, año tras año, aceites de oliva virgen extra excelsos, de forma consistente y sin fisuras.

“Desde que este concepto tomó consistencia en 2006, siempre hemos procurado que la persona a la que encomendábamos realizar el diseño de la etiqueta de esta botella tan especial compartiera los mismos valores de excelencia, perseverancia y esfuerzo por el trabajo bien hecho. En este sentido, la trayectoria de Carlos Sainz está basada en la constancia, superación, trabajo y excelencia deportiva. Unas cualidades que coinciden con nuestra filosofía y saber hacer”, ha subrayado Rosa Vañó, directora de Marketing y Comercial de Castillo de Canena.

Castillo de Canena cuida con esmero todo el proceso de selección de las mejores aceitunas de las varietales arbequina y picual y las recoge en el momento óptimo del envero.

El Primer Día de Cosecha Picual es de color verde intenso muy expresivo. Posee un frutado  potente con notas vegetales a hierba verde, almendra verde, plátano verde y a hortalizas que le confieren gran complejidad y mucha personalidad dentro de una acusada armonía. Su sabor es intenso y complejo desde su entrada predominando la almendra verde, la hierba verde, la cascara de plátano, el tallo de alcachofa y el tomate verde. Cuenta con una presencia de amargor y picante bien integrados y muy equilibrados. Aparece en boca cierta astringencia de caqui y una persistencia agradable, con un retrogusto mentolado y fresco.

El campo de Castillo de Canena, en donde crecen sus olivares, se ubica en el término de Úbeda en Jaén, colindante con la Sierra de Cazorla en el corazón del alto Valle del Guadalquivir. Ensus terrenos se extienden sus plantaciones de olivos semi intensivos y tradicionales, de las variedades picual, arbequino y royal, y los nuevos cultivos de olivos Pico Limón, Zarza, Taggiasca, Don Carlo, Souriani y Zaity.

Con una tradición olivarera que se remonta a finales del siglo XVIII, es a partir de 2003 cuando la familia Vañó -propietaria del bello castillo renacentista que da nombre a la compañía- decide crear su propia marca centrada exclusivamente en producir y comercializar AOVES Premium.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s